Solicitudes de ayudas para libros sólo por internet para poner impedimentos.

La Consejería de Educación niega el pan y la sal a las familias, primero recorta drásticamente las ayudas para libros, de 20 MILLONES lo ha reducido a 6 MILLONES y ahora escatima tres hojas de papel para la solicitud de ayuda para libros.

En el BOCyL sobre las bases para las ayudas de libros, indica que excepcionalmente dan la solicitud preimpresa en los centros, en la web* no habla de excepcionalidades y figura como opción sincondicionantes, creando confusión y contrariedad a las familias.

El caso más claro de excepcionalidad sería la disponibilidad de conexión a internet en casa, además, es una condición necesaria para que concedieran el uso de miniportátiles y no les vale, para el caso de los mini-pc, que se pueda conectar a una wi-fi municipal o en casa de un familiar o de una amistad.

Pero para esta solicitud de ayuda para libros, quien no tenga Internet, la Dirección Provincial de Valladolid emplaza a que se vaya a un Centro Cívico o a las bibliotecas a conectarse, rellenar la solicitud e imprimirla allí, cuando la posibilidad de imprimir en estos lugares no siempre existe. Todo por ahorrarse tres hojas por solicitud.

Reconociendo que si el número de solicitudes llegan a las del curso pasado, fueron 155.000, son muchas hojas, este curso, entre las cortapisas y la rebaja en la renta familiar serán muchas menos, pero esto es el “chocolate del loro” comparado con el gasto en campañas de autopropaganda de la Junta o el derroche que supone mantener la doble oferta educativa sostenida con fondos públicos, regalando dinero a la privada que segrega por sexos o los 50 MILLONES de dinero público que van a las enseñanzas NO obligatorias. Si a esto añadimos que “la Consejería de Educación abonará a los centros la cantidad equivalente a las indemnizaciones del profesorado en pago delegado despedido como consecuencia de reducción o transformación de conciertos educativos” **; ante todo esto, las tres hojas por solicitud es una burla para las familias y una miseria institucional.

Deseamos que el próximo curso nadie tenga que hacer la solicitud porque todas las familias
tengamos libros de texto de uso compartido y ya no suponga un desembolso económico familiar, en esta línea es la propuesta que hemos presentado desde CONFAPACAL al Consejero.Propuesta que ahorra dinero a la administración y a las familias y también ahorra papel.

Valladolid 5 de octubre de 2012
Guillermo Martín
Secretario de CONFAPACAL
*. http://www.educa.jcyl.es/es/becas-alumnado/ayudas-adquisicion-libros-texto
** ORDEN EDU/605/2012, de 23 de julio, por la que se da publicidad al «Acuerdo de 19 de julio de 2012, entre las Organizaciones Patronales y Sindicales de la enseñanza privada concertada y la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León, para la mejora de la calidad de la enseñanza, el mantenimiento del empleo en el sector y la gradual dotación de los equipos docentes en los centros concertados» BOCyL no 147 del 1 de agosto de 2012 páginas 49727 y siguientes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opiniones y denuncias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s